¿Repetió?

abril 17, 2008 en 11:01 PM | Publicado en OMG, Opinión, Sucesos | 1 comentario
Etiquetas: , , , , ,

Hoy me tocó registrar unos alumnos en el exámen de acreditación para la educación media superior (preparatoria, pues). El registro en cuestión se hace por Internet, llenando unos cuestionarios.

Ya saben: preguntas acerca de nombre, edad, ingresos, y cuestiones socio-económicas.

La institución que controla los registros y hace el exámen es una rama de la Secretaría de Educación Pública en México, por la tanto, se puede decir que son ‘autoridades’ en cuestiones educativas.

Por eso me extrañó/sorprendió mucho cuando, al estar llenando uno de los cuestionarios, en una pregunta apareció lo siguiente:

¿Repetió?

Clic en la imagen para agrandar

¡¿Repetió?! ¿Soy yo, o eso es un mega error garrafal para una página hecha por una institución educativa? Con razón el sector educativo en México es uno de los más atrasados. Chale.

Anuncios

Mi cuento con Debian, parte 2

abril 14, 2008 en 11:44 PM | Publicado en Consejos y utilidades, Debian, Fedora, Liberación digital, Linux Shell, Lo que mola, OMG, Sucesos | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , ,

En la anterior entrada comentaba mi overview de Debian, una vez que decidí instalarla. Continuaré ahora con los subsiguientes Urghhss y Yeys! que ha habido.

Después de darme cuenta de que al parecer, por poner repos de Lenny no petaba nada, vino lo que casi cualquiera con dos dedos de frente hubiera hecho: querer acceder a su información personal.

Como cuando instalé Fedora hice una partición exclusiva para el Home, supuse que Debian la detectaría y se enlazaría a ella. Pues no. Me creo un espacio /home distinto, y no montó automáticamente la partición en cuestión. La verdad esto último no me sorprendió. Sabía que no estaba ni en Mint ni en Ubuntu, así que tendría que montarla manualmente. Suerte que sé hacerlo ya casi de memoria. No obstante, como dije, quería que mi /home fuera el mismo para las dos distros. Así que sin reparar en si era posible o no causaría conflictos, me lancé a la consola haciendo un:

[kureno@LunaNueva ~]$ su –
Contraseña:
[root@LunaNueva ~]# nano /etc/fstab

Para editar el archivo fstab y hacer que montara automáticamente la partición y que la pusiera como el Home.

# /etc/fstab: static file system information.
#
# <file system> <mount point> <type> <options> <dump> <pass>
proc /proc proc defaults 0 0
/dev/hda4 / reiserfs notail 0 1
/dev/hda3 none swap sw 0 0
# Entrada /dev/hda5 (particion /home):
/dev/hda5 /home ext3 defaults 0 2
/dev/hdc /media/cdrom0 udf,iso9660 user,noauto 0 0
/dev/fd0 /media/floppy0 auto rw,user,noauto 0 0

De esta manera, hda5, la partición Home, queda enlazada como el nuevo Home. Hecho esto, a reiniciar y ver si el asunto pirulaba…

Continue Reading Mi cuento con Debian, parte 2…

Primeras experiencias con Debian

abril 13, 2008 en 10:24 PM | Publicado en Debian, Fedora, Liberación digital, Lo que mola, OMG, Sucesos | 3 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

En una ocasión leí que Debian, por su propia naturaleza, hacía que los usuarios realmente “aprendieran”. Ubuntu, Mint y otras, al hacer ellas gran parte el trabajo de configuración, ocultan lo ‘feo’ que hay detrás de poner a punto un sistema.

Ahora, después de probar por un día y medio la susodicha, debo de darles la razón. Curiosamente, la instalación y el set-up de Debian si que me ha hecho aprender, pero no tanto de Debian en sí, si no de mi Fedora y del sistema GNU/Linux en general. Así ha sido.

La cosa estuvo así:

Primero, como de momento no quería borrar a mi Fedora, inicié con un LiveCD de Ubuntu que tenía por allí. Redimensioné con GParted la partición sda1 de 23 GB a 12, dejando el espacio restante en limpio para la instalación. Hecho esto, metí el CD de Etch y comencé.

Sin problemas, hasta eso. La instalación, aunque algo lacónica, fue sencilla y no me dió problemas. Un momento de duda en lo del GRUB, pero nada más. Después de eso y el reinicio, comenzaron a venir los Urghhs…

Primero: no voy a desprestigiar a la powerful Debian con algo tan insulso, pero la verdad, el GRUB que pone es uno de los más feos que he visto. OK, conozco un buen de métodos para enchularlo, pero que no lo ponga al menos con otros colores que no sean azul y rojo me mosqueó un poco.

Segundo: Tampoco es algo que me afecte personalmente ni que me haga odiar el sistema, pero… ¿no pudieron ponerle al bootsplash una imagen de fondo/cabecera y una barrita de progreso en vez de esas espantosas letras de consola? OK, el booteo lo sentí muy rápido, debo decir (en comparación a Fedora), pero la verdad, me dió ‘cosa’.

Ésos fueron los dos primeros Urghhs. Una vez en el entorno (Gnome) ya me sentí en ‘mi elemento’ 😛 . Vino entonces el tercer Urghh: el entorno Gnome que puso era el 2.18 (tal vez por ser la rama estable Etch). Después de sentir el 2.20 y el 2.22, se me hizo tan arcaico XD. Supuse que haciendo un apt-get update bajaría los paquetes más actualizados, pero nada. Entonces se me ocurrió hacer algo absurdo. Abrí terminal como root, y abrí el sources.list para editarlo.

Cambié todos los “etch” por “lenny” (la rama testing) y los MX (de México) por DE (de Alemania, que según me enteré, eran más rápidos). Y ¡alé! Un apt-get dist-upgrade y ¡vualá! 680 MB de descarga XD.

Terminado, y ya tuve el Gnome 2.22 y paquetes actualizados, aunque no estoy seguro si lo que hice estuvo bien. A ver si no peta esto por andar metiendo repositorios de otra rama.

Como sea. Eso fue el principio. Lo que pasó a continuación, que no es poco, lo pondré en sucesivos posts.

Eso sí, ha sido tan frustrante divertido ^__^.

Debian me odia

abril 9, 2008 en 11:26 PM | Publicado en Liberación digital, Lo que no mola, OMG, Sucesos | 6 comentarios
Etiquetas: ,

En mi camino como usuario de GNU/Linux, es lógico, como a muchos otros que nos interesa más el asunto, el probar varias distribuciones hasta encontrar la que más nos satisfaga. Iniciamos con una, y después intentamos con otra y otra. No por que la anterior no nos gustara (a veces si), o por que nos causara problemas (igual, a veces si), si no nada más para probar.

Es lo que yo he hecho también. Empecé con Ubuntu, luego pasé a Fedora, que es con la que actualmente estoy. Y ahora quiero probar algo nuevo. Tal vez PCLinuxOS u openSuSe. O alguna otra. Y entre esas otras que he querido hincarle el diente está una de las ‘efectivas’: Debian.

Icono de las distribuciones (junto a Slackware y Red Hat), es considerada por muchos como la ‘verdadera’ distro. Pero he llegado a pensar que Debian me odia.

Antes de hacer mi primer cambio de distro, me planteé cúal sería la siguiente. Las candidatas fueron la citada Debian, Fedora, Mint y Mandriva, en ese orden de preferencia. Más el CD de Debian no ruló. No pasó de la tercera pantalla de configuración. Me encabroné y puse Fedora.

Ahora, más de seis meses después, quiero probar nuevamente otros aires, y me picó la curiosidad de volver a intentarlo. Bajé el ISO, chequé que estuviera íntegro. Y lo grabé. Pero quién sabe que madres pasó, que otra vez el disco no jaló. Nada. openSuSe, que lo grabé antes, sin problemas, funciona perfecto. Pero el otro ni fu ni fá.

Por eso creo que Debian me odia. A lo mejor lo intento de nuevo, pero esta vez con el DVD. A ver si no me hace tirar a la basura otro disco.

« Página anterior

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.